MIAMI.– La Asociación de Hoteles y Turismo del Caribe (CHTA, por sus siglas en inglés) y The Nature Conservancy (TNC) se unieron para el Día de la Tierra, celebrado el pasado 22 de abril, con el fin de colaborar para salir de la actual enfermedad de coronavirus y ayudar a reconstruir un Caribe más fuerte y resistente para el medio ambiente y las personas que dependen de él.
Patricia Affonso-Dass, presidenta de CHTA, dijo que la reapertura del sector turístico cerrado de la región es una oportunidad importante para abordar de frente los desafíos planteados por el cambio climático, que describió como «El mayor desafío para el futuro del Caribe y los sistemas de soporte vital que hacen que nuestra región sea habitable para nuestra gente y tan atractiva para los visitantes de todo el mundo».
Respaldó el llamado a la acción sobre el cambio climático emitido por los organizadores para conmemorar el 50 aniversario del Día de la Tierra, al señalar las contribuciones de los sectores de hospitalidad y turismo al problema climático, así como las acciones que los destinos del Caribe pueden tomar para neutralizar el daño causado por el cambio climático.
Rob Brumbaugh
Las islas del Caribe se encuentran entre las más vulnerables del mundo a los impactos del cambio climático, y se prevé que la frecuencia e intensidad de las tormentas, las inundaciones, los daños causados ​​por el viento y el aumento del nivel del mar empeorarán.
Rob Brumbaugh, Director Ejecutivo de la División del Caribe de TNC, comentó que este Día de la Tierra presenta una excelente oportunidad para que las dos organizaciones renueven sus compromisos de producir acciones que permitan que la naturaleza y las personas prosperen juntas.
Brumbagh declaró: “Para crear un Caribe resistente al clima, debemos tomar medidas para mitigar el cambio climático tanto a través de mejores tecnologías y prácticas comerciales como a través de soluciones basadas en la naturaleza».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here