Washington, DC. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) pidió ayer a los países latinoamericanos que “no abran demasiado rápido” y pongan así término a las medidas de confinamiento, pues esto podría acabar con la ventaja obtenida sobre el COVID-19 en los últimos dos meses.
“Debemos ser cuidadosos. No abran demasiado rápido, o corren el riesgo de un resurgimiento de la COVID-19 que podría borrar la ventaja obtenida en los últimos meses. Consideren un enfoque geográfico para el bloqueo y apertura basado en la transmisión en entornos locales específicos”, expresó la directora de la OPS, Carissa Etienne, en una teleconferencia de prensa.

Etienee se expresó así tras mostrarse preocupada por el creciente número de contagios que se reportan ahora mismo en Latinoamérica, pues el número de nuevos casos contabilizados en la región durante la semana pasada supuso más de un tercio del aumento total de infecciones en todo el planeta.

“Apenas la semana pasada hubo 732,000 casos nuevos en todo el mundo, y de estos, más de 250.,00 casos nuevos ocurrieron en países latinoamericanos. Es una preocupación seria que debería servir como una llamada de atención para redoblar nuestros esfuerzos”, dijo sobre esto la directora de la OPS.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here